Después de

Diversos son los escenarios que pueden especularse para después de las elecciones presidenciales.

Y algunas de las interrogantes que muchos nos hacemos son ¿Como quedaran los partidos políticos? ¿Qué será de ellos? ¿Desaparecerán algunos?

La presente elección presidencial a demostrado que nada esta escrito en política y como dice el gastado y percutido dicho, no hay sorpresas sino sorprendidos.

En esta particular elección se presentan fenómenos que creo serán irrepetibles, pero necesarios y los cuales pueden darnos pistas de los posibles destinos de algunos colectivos.

El primer fenómeno a examinar es como un partido creado por el marketing ha pasado de ser la chancleta de burlas para convertirse en un contendiente que reta al coloso.

Tomando en consideración que la única referencia de este fenómeno son las encuestas, y que ojala sean científicas y no ocasionen la caída de algunos irrefutables dueños de firmas encuestadoras.

Es un fenómeno incomprensible puesto que su popularidad no concuerda con la cantidad de adherentes, lo que nos inclina a pensar que es un fenómeno temporal, que se disolverá como depresión tropical inevitablemente cuando cesen las propagadas de la temporada de campañas políticas.

Los otros colectivos políticos finalmente se tuvieron que plegar como rémoras ante la incapacidad de presentar opciones ganadoras por si mismo.

El histórico Panameñismo pasa de ser conductor a pavo en el bus chancletero.

De no sacar una cantidad considerable de votos, por evolución espontánea están camino a la extinción como fuerza dominante, lo cual es lo mas probable al diluirse los votos entre una coalición creada con el único objetivo de poder enfrentarse al PRD, porque solos ninguno representaba un enemigo a temer.

En el caso de la metamorfosis Unión Patriótica, como es una especie que muta según las condiciones es difícil predecir que será de ellos, puede que se beneficien de los votos del eterno candidato a alcalde, talvez saque algunos diputados y sobrevivan esperando la próxima metamorfosis.

Los otros colectivos por lo descuadernados que están no tienen mayor interés como sujetos de análisis, tal es el caso de los Molirenas, que después de tantas moliendas, nadie sabe que clase de masa es y para que sirve.

Puede que tuvieran opción cuando el tamal tenía dentro una gallina fina, pero con gallos viejos nadie se como ese bollo.

Puede que se convierta en la presa del sancocho.

Para los disminuidos, esos que no recordamos los nombres, nuestro más sentido pésame por adelantado, les espera una mejor vida y la resurrección futura en otro colectivo.

Para el caso del PRD que se ha comprobado que es a prueba de todo, este no será su fin independientemente de cual sea el desenlace.

Lo que si tendrán como lección aprendida es que no hay enemigo pequeño y si esta loco es peor.

Comentarios