Ley Zanahoria

La presentación de una ley para limitar el consumo de bebidas alcohólicas ha desatado un debate sobre la efectividad de la medida.Por una parte algunos argumentan que los accidentes de tránsito y la violencia están relacionados con el consumo de alcohol.

Según estudios realizados por la Policía Nacional los crímenes, el consumo de drogas, la prostitución y el alcoholismo se registran generalmente entre las 2 y 6 de la madrugada.

Por otra parte se aduce que la medida no tendría efecto, puesto que los consumidores de alcohol buscarían alguna alternativa, sin embargo en algunas ciudades a nivel latinoamericano como Bogotá la medida ha contribuido a disminuir los índices de violencia significativamente.

La llamada ley zanahoria se origina en Colombia, es una ley seca parcial la cual restringe el horario a bares y expendios de licor en los que se pueden vender bebidas alcohólicas. La ley fue promulgada en 1995 en Bogotá, durante la administración de Antanas Mockus, hoy candidato a la presidencia de Colombia. El término zanahoria proviene del argot colombiano para personas que mantienen una conducta sana. El término generalmente es usado en forma despectiva. La aplicación de esta ley abarca únicamente sitios públicos de expendio como licorerías, bares y discotecas; así como al consumo en la vía pública, y no tiene jurisdicción sobre establecimientos privados, ni sobre el consumo en hogares. En Panamá solo rige la prohibición para el expendio y consumo de bebidas alcohólicas en ocasiones especiales como las elecciones generales. La prohibición es aplicada a nivel de las gobernaciones provinciales y también se halla en el código electoral. Usualmente los días de duelo nacional se prohíben el expendio y consumo, además del cierre de los centros nocturnos tales como bares, discotecas, jardines, cantinas y clubes privados. Ahora se pretende promulgar una ley que limite el consumo decretando el cierre de bares, cantinas y discotecas a las dos de la madrugada. Frente a esto los propietarios de estos negocios argumentan que serian afectados sus ingresos de aprobarse la ley debido a que sus clientes generalmente llegan a las discotecas a las 12 de la medianoche y es muy difícil que en pocas horas de operación logren ganancias.

De aprobarse esta ley deberá establecerse mediante decreto ejecutivo para que su aplicación sea a nivel nacional y debería abarcar la venta en locales como supermercados, hoteles, casinos y bodegas, de lo contrario, si no se crea mediante decreto, la ley sólo tendría aplicación en la ciudad de Panamá, y en el interior del país quedaría el horario igual con la posibilidad de adquirir alcohol en cualquier otro tipo de establecimiento.
Hasta el momento no hay nada decidido pero de decretarse esta ley contribuiría, con una aplicación estricta, a disminuir la violencia producto del consumo de bebidas alcohólicas.
Publicar un comentario