Inician nueva investigación al exministro José Raúl Mulino por compra de bombas lacrimógenas

La Fiscalía Segunda Anticorrupción solicitó al Tribunal Electoral levantar el fuero al exministro de Seguridad, José Raúl Mulino para investigarlo por presuntas irregularidades en la compra de $60 millones en equipos a cuatro compañías del empresario Roberto Carretero.

Desde anoche, el exministro de Seguridad se encuentra detenido.
Desde anoche, el exministro de Seguridad se encuentra detenido. LA PRENSA/ Luis García 

La Fiscalía Segunda Anticorrupción solicitó al Tribunal Electoral levantar el fuero al exministro de seguridad, José Raúl Mulino para ser investigado por la compra de $60 millones en municiones, granadas, lacrimógenas, armamentos y uniformes para cuerpos de seguridad del Estado.

De acuerdo a la información publicada, la fiscal Vielka Broce señala que con estas compras se habrían presuntamente beneficiado cuatro compañías del empresario Roberto Carretero.La información fue dada a conocer por Astrid Salazar, exjefa de publicidad de la Presidencia de la República, durante la administración de Ricardo Martinelli.

"Los fondos fueron destinados principalmente por los ministerios de Seguridad Pública y de la Presidencia, quienes fueron autorizados para realizar las contrataciones directas con las sociedades vinculadas a Roberto Carretero, bajo la condición de Seguridad Ciudadana, Presidencial y del Estado".
"Roberto Carretero, junto a su primo Felix Fallabella, vendió a través de contratos en los cuales recibía desde un 40% hasta 60% de anticipo por sus ventas de fusiles, granadas y uniformes al Ministerio de Seguridad y Policía Nacional", añade la carta firmada por la fiscal Broce al Tribunal Electoral.
En diciembre del año pasado el ministro de Seguridad Pública, Rodolfo Aguilera, denunció que hubo excesos en la compra de bombas lacrimógenas y otros equipos usados para el control de multitudes, incluyendo un posible sobreprecio de $21.3 millones, ya que el valor real de los equipos en el mercado era de $2.7 millones y los contratos fueron cerrados por $24 millones. 
El exministro Mulino se encuentra detenido desde la noche del lunes por presuntas irregularidades en el contrato firmado en 2010 con la empresa Selex, filial de Finmeccanica, para la adquisición de 19 radares por un monto de $125 millones.
En febrero de este año, el empresario Roberto Carretero fue detenido, como parte de la investigación por la compra irregular de bolsas de alimentos repartidas por diputados, con fondos del Programa de Ayuda Nacional (PAN). Actualmente, Carretero tiene medida cautelar de casa por cárcel. 

CD asegura que existe 'revanchismo'

La junta directiva del partido Cambio Democrático (CD) -fundado por el expresidente Ricardo Martinelli- cuestionó hoy, 27 de octubre, la medida de detención preventiva al exministro de Segurida Pública, José Raúl Mulino, investigado por supuestas irregularidades en el contrato firmado en 2010 con la empresa Selex para el suministro de 19 radares.
“No es aceptable que se trate como delincuentes confesos a quienes en el pasado gobierno fueron llamados a servir a su país realizando sacrificios personales y profesionales con el único fin de trabajar por el país que les vio nacer y darles un mejor futuro a todos los panameños”, señala un comunicado que lleva la firma del secretario general de CD, Rómulo Roux.
Además, califica como de “absurdo” e “inaceptable” la decisión de la Fiscalía. “Consideramos como una aberración jurídica detener preventivamente a un político por un supuesto incumplimiento de los términos y condiciones de un contrato que fue debidamente aprobado por el Consejo de Gabinete...”.
Publicar un comentario