Ir al contenido principal

Destacado

ACP ha gastado $5 millones en su defensa contra GUPC

lunes 28 de diciembre de 2015 - 12:00 a.m.

Los reclamos del contratista a GUPC totalizan a la fecha $3,400 millones, monto que sobrepasa en $282 millones el contrato inicial  
Las obras de ampliación del Canal de Panamá tienen un avance de 96% a la fecha. Archivo | La Estrella de Panamá



Entre 4 y 5 millones de dólares ha gastado la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en defensa de los reclamos interpuestos por Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el contratista a cargo del diseño y construcción de las nuevas esclusas, indicó el administrador de la vía interoceánica, Jorge Luis Quijano.
El alto funcionario insistió que para la defensa del Canal en este tipo de conflictos con el contratista hay que traer testigos y expertos, y ‘eso cuesta'.
‘Imagínense que nos hubiéramos defendido en el último reclamo, que era de casi $400 millones', enfatizó haciendo referencia al fallo de la junta de resolución de conflictos (DAB, por sus siglas en inglés).
Este fallo del DAB del 31 de diciembre de 2014 elevó el costo de la ampliación del Canal de Panamá $95 millones encima de los $5,250 millones estimados en un inicio.
En este caso específico, GUPC reclamó $463 millones y el DAB le reconoció $233 millones. Asimismo, le reconoció una extensión de 176 días de tiempo de entrega, de los 265 que reclamaba el contratista.
El contrato entre GUPC y la ACP establece tres instancias para la resolución de reclamos: la primera es la ACP; la segunda, la junta de resolución de conflictos; y la tercera, la Cámara de Comercio Internacional de Miami, donde el proceso inicia de cero.
RECLAMOS PENDIENTES
Los reclamos de GUPC totalizan a la fecha $3,400 millones, monto que sobrepasa en $282 millones el contrato inicial del proyecto (licitado por $3,118 millones) sin incluir los años de mantenimiento y las cifras provisionales, como los cargos por escalamiento.
De los $3,400 millones, $1,200 millones han sido analizados en las dos primeras instancias de reclamación y se les ha pagado los $234 millones que el DAB falló a favor del contratista.
Quijano explicó que algunos reclamos del contratista no tienen mérito y como ejemplo cita que el arbitraje que era para este mes y que fue pospuesto era por $120 millones cuando se presentó a la primera instancia de reclamación y ahora para llevarlo a arbitraje es de $217 millones.
‘El reclamo más grande es de $1,400 millones y es un compendio de las quejas presentadas, en el que aducen que los otros reclamos, aunque ya han sido fallados les han impactado en el tiempo y eso les está costando dinero', manifestó Quijano.
‘Nosotros nos vamos a defender como amerita y estamos conscientes de la presión que nos hace eso por el tamaño de los reclamos, que están sobreinflados', destacó.
En este momento hay dos reclamos en la Cámara Internacional de Miami, el de la ataguía y dragado del Pacífico, que asciende a $180 millones, y el de la mala calidad del basalto y la demora en la aprobación por parte de la ACP en la mezcla de concreto, que aunque fue fallado por el DAB, GUPC llevó el caso a arbitraje. Esta segunda instancia de reclamación no le reconoció el total solicitado, que era de $463 millones.
En este tema, la ACP emitió una carta de disconformidad para que mediante el arbitraje se le devuelva el dinero pagado a GUPC.
ARBITRAJE POSPUESTO
El tribunal arbitral de Estados Unidos decidió a inicios de este mes posponer la audiencia de una de las disputas que enfrenta la ACP con GUPC, por el reclamo en relación con la ataguía del canal de acceso del Pacífico.
La audiencia final debía tener lugar en Miami entre los días 7 y 21 de diciembre del 2015, fecha que había sido establecida en el calendario procesal acordado por las partes el 11 de agosto de 2014. Sin embargo, fue pospuesta por petición del contratista para los días 18 a 29 de julio de 2016.
==========
RECLAMOS INFLADOS
El administrador de la ACP dijo que los reclamos están inflados.
  • Del total de reclamos, unos $1,200 millones han sido analizados en las dos primeras instancias de reclamación estipuladas en el contrato entre la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio Grupo Unidos por el Canal.