Cuando un hombre extirpa todos los deseos de su corazón

Cuando un hombre extirpa, ¡oh Partha!, todos los deseos de su corazón, y se satisface en el Yo por el Yo, entonces puede llamarse de mente constante. Aquel cuyo corazón está libre de ansiedad en el dolor, indiferente al placer, desapegado de la pasión, del temor y de la cólera, aquél puede llamarse sabio de mente constante. El que a nada se apega ni se inmuta en la suerte próspera o adversa ni gusta ni repugna; un hombre tal es de equilibrada mente.

BHAGAVAD GITA (EL CANTO DEL SEÑOR) 
Publicar un comentario