Ir al contenido principal

Destacado

Cancillería gestiona extradición de Ricardo Martinelli ante Estados Unidos

CORTE tramita DETENCIÓN POR LOS PINCHAZOS

Carlos Alberto VargasAminta Bustamante  

El expresidente Ricardo Martinelli está fuera de Panamá desde el 28 de enero de 2015. LA PRENSA/ Archivo 

La celebración ayer del cumpleaños 64 del expresidente Ricardo Martinelli finalizó con el anuncio de que el magistrado Jerónimo Mejía, juez de garantías en el caso de los pinchazos telefónicos, solicitó al Ministerio de Relaciones Exteriores tramitar la detención del exgobernante con fines de extradición.

En una audiencia celebrada el 21 de diciembre de 2015, el pleno de la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención provisional del exmandatario y autorizó a Mejía a fin de que tomara las acciones necesarias para cumplir el mandato.Mejía también designó un equipo con el propósito de que efectúe las gestiones para hacer efectiva la orden de detención provisional, según confirmó una fuente en el Órgano Judicial.


Según la fuente, se solicitará a Interpol que informe a Panamá sobre el movimiento migratorio de Martinelli, quien está fuera de Panamá desde el 28 de enero de 2015.
La defensa del expresidente ha dicho que este se encuentra en Miami, Estados Unidos, donde tiene un apartamento en Brickell Avenue.

REACCIONES
Las reacciones por la solicitud de extradición no se hicieron esperar. La dirigente del Partido Revolucionario Democrático y víctima de las escuchas Balbina  

Herrera se mostró a favor de la decisión de Mejía.
Dijo que es un avance en el caso, que estaba prácticamente paralizado desde diciembre pasado, cuando el pleno de la Corte ordenó la detención de Martinelli.

Pidió a las autoridades hacer las cosas bien, “para que no se diga que se está violando el debido proceso, como él lo violó en mi caso cuando era presidente (...).

Te lo dice alguien que quiere que Ricardo Martinelli venga a Panamá y ojalá venga por el mismo y no esposado”.

El también perredista Mitchell Doens, otro de los afectados por los pinchazos, explicó que parte del proceso es que “la cancillería solicite directamente a las autoridades estadounidenses y que nos manden a este señor para que le haga frente a la justicia panameña y cumpla con el caso”.

La presidenta encargada del Partido Cambio Democrático, Alma Cortés, aseguró en TVN que, como parte del equipo legal del expresidente Ricardo Martinelli, no tiene información de ninguna solicitud de extradición en su contra.

De acuerdo con Cortés, esta solicitud podría violar el tratado de extradición de 1904, ya que la persona debería estar juzgada y condenada, [y] en el caso de  
Ricardo Martinelli no ha sucedido eso.

EXPLICAN PROCESO
Según Vladimir Franco, exdirector del Departamento de Asesoría Jurídica de la Cancillería panameña, las solicitudes de detención a la Interpol pasan a su sede principal en Lyon, Francia.

Allí se determina si la orden cumple con todos los procedimientos legales y después se emite la alerta por todos los países afiliados al sistema internacional.  

Explicó la fuente que muchas veces en los pedidos de detención a Interpol no necesariamente tiene que entrar la Cancillería, porque hay acuerdos que establecen que directamente la Procuraduría la puede comunicar a la Policía internacional.

La Cancillería entra en el proceso cuando se da orden por extradición, explicó. Ese trámite se cumple entre las cancillerías de ambos países. En el caso de Estados Unidos, es el Departamento de Estado.

LOS ANTECEDENTES
El 8 junio de 2015, la Corte admitió la denuncia contra Martinelli por los pinchazos telefónicos a través del Consejo de Seguridad Nacional.

El 9 de octubre de ese mismo año, el magistrado Harry Díaz –fiscal de la causa– remitió a Interpol un formulario de notificación azul (para su ubicación), “emitido en virtud de la investigación a Martinelli”.

El fiscal acusó a Martinelli de la supuesta comisión de delitos contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, y peculado, y pidió hasta 21 años de cárcel para el exgobernante.

Posteriormente, en una audiencia del caso celebrada el 11 de diciembre de 2015, el juez Jerónimo Mejía declaró a Martinelli “en rebeldía” por no presentarse a la audiencia, pese a que estaba debidamente notificado, según consta en los informes de la Secretaría General del Órgano Judicial.

Seguidamente, el 21 de diciembre, el pleno de la Corte ordenó la detención provisional del exgobernante.

Entre esa fecha y la de ayer, cuando el juez de garantías hizo las gestiones para la extradición de Martinelli, las víctimas de los pinchazos interpusieron al menos dos impulsos procesales para que Mejía agilizara el proceso y cumpliera el mandato del pleno.
ESFERA ORDINARIA

Por este caso, los exdirectores del Consejo de Seguridad Nacional Alejandro Garuz y Gustavo Pérez serán enjuiciados en abril. El Ministerio Público determinó que supuestamente se interceptaron las comunicaciones de más de 150 personas.