Ir al contenido principal

Destacado

Marcelo ODEBRECHT, asegura cantará para reducir su pena, mandatarios latinos preocupados.





Los empresarios brasileños Marcelo Odebrecht y Léo Pinheiro están dispuestos a colaborar con la Justicia de su país y relatar muchos detalles del megafraude en la estatal Petrobras, para obtener beneficios legales.
En el informe también se comenta que hablarán no solo de sus negocios en Brasil, sino que colaborarán con cualquier autoridad de otro país interesada en la información.
Ambos, en ese orden, fueron las cabezas de Odebrecht y OAS, las mayores constructoras de Brasil que son señaladas en el millonario desvío de fondos de Petrobras.
La noticia, que pudiera tener repercusiones políticas y legales, dentro y fuera de Brasil, fue publicada por el diario O’Globo.
Odebrecht y Pinheiro, asegura el periódico -que cita a un allegado de ambos-, quieren ponerse “a disposición de los fiscales para denunciar lo que saben acerca de la corrupción en Petrobras y otras áreas de la administración pública”.
El caso tuvo un giro inesperado el viernes pasado, cuando el expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva fue obligado por la Policía Federal, a declarar sobre el escándalo que también complica a la actual mandataria, Dilma Rousseff.
La Jefa de Estado, precisamente, fue la titular de Petrobras cuando se produjeron los irregulares manejos de unos USD 2 000 millones, según ha señalado la Justicia brasileña. O’Globo también señala que “la revelación de los dos hombres de negocios podría ser explosiva.
Odebrecht y OAS se encuentran entre los mayores financiadores de campañas políticas en el país”.
Y añade: “Las dos compañías también juegan un papel clave en el esclarecimiento de los temas planteados en la operación Lava Jato (operación ‘Lavado de autos’, en español) sobre la relación entre los dos grupos y el expresidente Lula. Se trata de la mayor investigación judicial sobre corrupción que se ha realizado hasta ahora en Brasil.
Adicionalmente, reseña O’Globo, Odebrecht y OAS se incluyen entre las cinco compañías brasileñas que más dinero entregaron al Instituto Lula, una fundación creada por el exmandatario, y a LILS Palestras e Eventos. Esta última firma es la responsable de la organización de las conferencias que el expresidente ha ofrecido.
El padre de Odebrecht sostiene que su hijo debe decir toda la verdad La condena a 19 años y meses de prisión, que el juez Sergio Moro dictó este martes 8 de marzo de 2016 en contra de Marcelo Odebrecht, ha activado un cúmulo de reacciones, dentro y fuera del gigante sudamericano.
La que más impacto ha causado es la de Emilio Odebrecht, el padre del expresidente y heredero del imperio de la construcción sentenciado a prisión por corrupción y lavado de dinero.
El periodista Ricardo Noblat, en su blog que publica O’Globo, sostiene que la condena refuerza la convicción de Odebrecht padre en el sentido de que el magnate detenido debe dar a conocer todo lo que sabe.
Y debe hacerlo sin importar si involucra directamente a Lula y a Dilma Rousseff. Emilio Odebrecht, además, se muestra partidario de no salvar a nadie, asegura el periodista.
Y está dispuesto a hacer lo que sea necesario para rescatar a la constructora, una de las mayores del gigante sudamericano y que también tiene intereses y está presente en 21 países del mundo, entre ellos Panamá.
Su nómina incluye a alrededor de 168 000 empleados, según el portal de la propia organización.
Recordemos que ODEBRECHT llego de la mano de Martin Torrijos y cuando hubo cambio de gobierno vino Lula a hacer el traspaso de acciones, asegura una fuente ligada a la empresa.