Ir al contenido principal

Destacado

Pandemia

COLUMNISTAS 12:00 a.m. miércoles 25 de enero de 2017
A la propagación mundial de una nueva enfermedad se le conoce como pandemia

Gabriel J. Perea R.
opinion@laestrella.com.pa




A la propagación mundial de una nueva enfermedad se le conoce como pandemia. Por ejemplo se produce una pandemia de gripe cuando surge un nuevo virus gripal que se propaga por el mundo y la mayoría de las personas no tiene inmunidad contra él. El término ‘pandemia', según la OMS, se define como: ‘Infección por un agente infeccioso, simultánea en diferentes países, con una mortalidad significativa en relación a la proporción de población infectada'.
Pareciese que este término alarmante se limita a los programas que canales por cable nos presentan, son escenarios distantes que pensamos nunca pudieran ocurrir en nuestro país. Pero puede que eso no sea así y nuestras legislaciones migratorias y de sanidad están permitiendo que aspiremos a convertirnos en el territorio cero de una pandemia.
El escenario es espeluznante, nuestras fronteras son coladeros de extranjeros provenientes de lugares donde se desconoce cuáles son sus políticas de sanidad, llámese erradicación de enfermedades que en otros países no se manifiestan, vacunaciones preventivas o rutinarios controles médicos. Puede deducirse que, si las condiciones de vida en esos países son tan paupérrimas que inducen a migraciones ilegales, entonces pobremente los servicios sanitarios estarán acorde con estándares mínimos, si es que simplemente no existen.
Al tener legislaciones poco férreas y conjugando esta situación con algunos empresarios poco escrupulosos que se aprovechan de la desesperación humana para emplear sin cumplir con las leyes, por el afán de ganar más dinero, al no cumplir con las prestaciones y no pagar los impuestos al Estado, el resultado es lo que a diario estamos observando.
En hoteles, restaurantes, salones de bellezas existen actualmente cientos o miles de extranjeros laborando y que, debido al trabajo que desempeñan, tienen contacto directo con la población por canales que pueden fácilmente propagar una pandemia. ¿Cómo puede producirse? Solo imagíneselo, un estornudo sobre el plato que están a punto de servirle en un restaurante, un corte en un dedo del estilista que está atendiéndolo. Es una situación real, puesto que la persona que lo atiende usted desconoce su estado de salud y de dónde proviene, pero ingenuamente confía en que quien lo emplea está cumpliendo la ley.
La migraciones por causas económicas jamás terminarán, por el contrario, a medida que empeoren las condiciones en otras regiones tenderán a aumentar, pero deben ser controladas cumpliendo con la ley. Según nuestras leyes algunos empleos necesitan certificación de buena salud. Si el Estado no hace cumplir la ley, usted solicite que le muestren el carné de buena salud el mesero que lo atiende o el estilista que le corta el cabello, si no se lo muestra es su decisión jugar a la ruleta rusa.
*ASESOR TECNOLÓGICO Y AUTOR DE ‘KAREN NO TE RINDAS'.