PH: Propiedad Horizontal

Específicamente el artículo 25 faculta a los administraciones de edificios a la suspensión o corte de servicios de gas

Gabriel J. Perea R.

opinion@laestrella.com.pa


¿Vive en un PH o está pensándolo?, entonces debe conocer un curioso detalle, no vaya a ser que un día usted se encuentre en la penosa situación de que deba desalojar su propiedad o quedar envuelto en una tragedia. La ley de propiedad horizontal se promulgó con el sano propósito de facilitar la convivencia pacífica de los inquilinos. Pero en ocasiones las leyes mal interpretadas colocan en riesgo la vida.
Específicamente el artículo 25 faculta a los administraciones de edificios a la suspensión o corte de servicios de gas o cortar acceso a áreas comunes por morosidad, llámese aquel inquilino y/o propietario que se niega a pagar mantenimiento. Esto ocasiona que personas sin ningún conocimiento de estándares de seguridad y en ocasiones sin experiencia en administrar edificios crean que pueden proceder a la manipulación de instalaciones de gas sin ninguna supervisión o certificación que lo que están haciendo no ponga en peligro al moroso o aquellos que no lo están.
En esta práctica de corte de servicios se están efectuando acciones, como la colocación de dispositivos artesanales para bloquear llaves de paso, dispositivos que no están certificados por ningún estándar de seguridad, también se efectúan retiros de la llave de las tuberías, colocación de cadenas. Estas acciones impiden que las llaves sean manipuladas en caso de un incendio, sin decir que se pueden ocasionar daños a las tuberías en la colocación de estos dispositivos artesanales u otro tipo de acciones.
Al intentar lograr acción correctiva por alguna autoridad la respuesta es nula ni la Corregiduría ni la Alcaldía ni los bomberos parecen tener competencia ante la aplicación del citado artículo de la ley de propiedad horizontal. Teniendo que recurrir a la posibilidad de entablar demanda civil en un juzgado. Se podría decir que el remedio es mantener las cuotas al día, pero ¿y aquellos que no están involucrados pueden ser afectados?
Y aunque el involucrado se encuentre moroso, no hay ley que permita poner su vida en riesgo.
Nuestra Constitución Política, cita: ‘Las autoridades de la República están instituidas para proteger en su vida, honra y bienes a los nacionales dondequiera se encuentren', pero la ley de propiedad horizontal está por encima de esa letra muerta y permite que esta situación se extienda por cientos de casos en toda la ciudad.
Una ley con sano propósito en su aplicación pone en riesgo la vida de propios y extraños. Solo hace falta una pequeña fuga de gas para propiciar una tragedia de impredecible consecuencias.

Compendio de mis artículos en la página de Opinión
Publicar un comentario