Pan blanco


Ingredientes:
5 g de levadura
550 g de harina de trigo Masa
10 g de levadura
500 g de harina de trigo
500 g de masa base
15 g de sal
3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:
Para hacer la masa base, mezcle la levadura con 400 ml de agua caliente y la harina tamizada y amase hasta obtener una masa esponjosa.
Deje reposar por lo menos 12 horas.
Al día siguiente corte la masa base por la mitad. Reserve una mitad y congélela para usarla más adelante. Remueva la levadura con 4 cucharadas de agua y un poco de harina, y deje reposar 10 minutos.
A continuación mezcle la levadura subida con la masa base, la sal y 250 ml de agua templada y trabaje hasta obtener una masa homogénea y flexible.
La masa debe ser elástica y poderse moldear bien.
Vierta 2 cucharadas de aceite de oliva en un recipiente. Coloque en él la masa de modo que «nade» en el aceite. Deje reposar la masa tapada en un lugar cálido durante al menos 2 horas, hasta que suba al doble de su volumen.
Coloque la masa aceitosa sobre una encimera bien enharinada y divídala en 4 partes. Engrase 2 bandejas de horno. Envuelva las masas en harina, estírelas dándoles una forma alargada y colóquelas sobre las bandejas. Deje reposar los panes tapados durante otra hora, hasta que hayan subido a casi el doble de tamaño.
6 Precaliente el horno a 200 ° C (convección, 180 ° C). A continuación hornee los panes durante unos 20 minutos.
Publicar un comentario