Ir al contenido principal

Destacado

Plank es el ejercicio abdominal que más músculos trabaja en menor tiempo.


El tratamiento con plank se desarrolló para demostrar que un sólo ejercicio es capaz de poner en forma el cuerpo. Tú también puedes lograrlo si llevas a cabo un plan paulatino, pero intenso. En pocos minutos diarios podrás entrenar efectivamente. Si eres principiante puede que creas que es un ejercicio muy simple; sin embargo, requiere de un gran esfuerzo físico. Te aconsejamos comenzar entrenando por algunos segundos.
Esta actividad abdominal es eficaz para tonificar los músculos de todo el centro del cuerpo. Plank derrite los depósitos de grasa ubicados en el abdomen; a la vez que fortalece músculos internos y externos de todo el núcleo y la espalda. También se ejercitan los de los glúteos, brazos y piernas.
¿Cómo realizar plank?


Se denomina “desafío plank o plank challenge a un plan de entrenamiento que consta de 28 días consecutivos. En este tiempo, se entrena aumentando gradualmente el tiempo de resistencia. El ejercicio consta de una sola posición: la plancha. En primer lugar se debe sostener sólo por 20 segundos; pero cuatro semanas después el cuerpo estará preparado para desafíos mayores y podrás resistir por minutos.
Es muy importante realizar la actividad en la posición correcta. El cuerpo queda suspendido apoyado sobre los antebrazos y sobre los dedos del pie. A su vez, piernas y espalda deben formar una perfecta línea recta. Aunque parezca algo fácil de lograr, deberás tener en cuenta los siguientes consejos:
  • PIES: Te será difícil mantener el equilibro sólo con los pies, deberás lograrlo presionando los músculos abdominales.
  • PIERNAS: Deben estar siempre juntas, contraídas y rectas. Si esto no sucede, la espalda lumbar realizará una mala fuerza, no lograrás trabajar el músculo abdominal derecho.
  • GLÚTEOS: Sentirás como se estiran. Deben estar contraídos durante todo el ejercicio.
  • ESPALDA BAJA: Es el eje del ejercicio ya que debe estar perfectamente recta. Una pequeña curvatura hacia cualquier lado, provocará un error en la actividad y en la fuerza de los músculos.
  • ABDOMEN: El abdomen debe estar tensionado durante todo el ejercicio, pero no se debe contener la respiración.
  • CODOS: Deben estar en línea recta, debajo de los hombros para que no haya una carga innecesaria sobre ellos.