¿Qué es un lunar común?


Un lunar común es un tumor en la piel que se forma cuando las células pigmentadas (melanocitos) crecen en grupos. La mayoría de los adultos presentan de 10 a 40 lunares comunes. Estos tumores, usualmente, se encuentran arriba de la cintura en zonas expuestas al sol. Rara vez se encuentran en el cuero cabelludo, en los senos o en las nalgas. 


Aunque la mayoría de los lunares comunes pueden estar presentes desde el nacimiento, usualmente aparecen más tarde en la niñez. Los lunares siguen formándose en la mayoría de las personas hasta cerca de los 40 años de edad. En las personas de mayor edad, los lunares comunes tienden a desaparecer.

Usualmente, un lunar común tiene menos de 5 milímetros de ancho (cerca de un cuarto de pulgada, lo que tiene de ancho un borrador de lápiz). Es redondo u ovalado, con una superficie lisa y un borde definido, y, frecuentemente, presenta forma de cúpula. Ordinariamente, un lunar común presenta un color rosado, tostado o castaño uniforme. Las personas de piel o de cabello oscuro tienden a presentar lunares más oscuros que las personas de piel clara o de cabello rubio. 


Puede un lunar común convertirse en melanoma? 


Sí, pero rara vez un lunar común se convierte en melanoma, el cual es el tipo más grave de cáncer de piel. 


Aunque los lunares comunes no son cancerosos, las personas que presentan más de 50 lunares comunes tienen un mayor riesgo de padecer melanoma 
Deberá informar a su médico si nota cualquiera de los cambios siguientes en un lunar común 


Cambios de color 
El lunar se vuelve más pequeño o más grande sin uniformidad (a diferencia de los lunares normales en niños, los cuales se hacen grandes uniformemente) 
El lunar cambia en su forma, textura o altura 
La piel de la superficie se vuelve seca o escamosa 
El lunar se vuelve duro o se siente con bultos 
Empieza a dar comezón 
Sangra o exuda 


Un lunar común es un tumor en la piel que se forma cuando las células pigmentadas (melanocitos) crecen en grupos. La mayoría de los adultos presentan de 10 a 40 lunares comunes. Estos tumores, usualmente, se encuentran arriba de la cintura en zonas expuestas al sol. Rara vez se encuentran en el cuero cabelludo, en los senos o en las nalgas. 


Aunque la mayoría de los lunares comunes pueden estar presentes desde el nacimiento, usualmente aparecen más tarde en la niñez. 

Publicar un comentario