Ir al contenido principal

Destacado

Limpiar tu prendas de plata


Nos encanta llevar prendas de plata. Sin embargo, tienen un pequeño inconveniente: con el uso, tienden a ennegrecerse. Por eso, aquí te damos unos tip para limpiar tus anillos, zarcillos, pulseras y gargantillas.

Tip 1:
1.- En un recipiente coloca bicarbonato. La cantidad debe ser suficiente para cubrir la prenda que quieres limpiar.

2.- Coloca la pieza y déjela allí por varios minutos mientras el bicarbonato actúa.
3.- Toma la prenda y frotarla con un cepillo de dientes suave.

Tip 2:
1.-En una olla coloca agua suficiente para cubrir las prendas que deseas limpiar y calienta a fuego lento. Agrega unos trozitos de jabón azul, equivalente a la cantidad que quepa en dos cucharadas soperas y una cucharada llena de bicarbonato de sodio.
2.-Después de que se disuelvan, sumerge en esta mezcla tus prendas, deja hervir por unos minutos y luego deja que el agua este tibia.
3.- Sacas las piezas de plata y frotarlas con un cepillo de dientes suave
4.- Ahora enjuagadas con agua para eliminar cualquier resto de jabón y procede a secarlas con una tela de algodón.

Cuidados generales:
Evita siempre tener puestas tus prendas cuando manipular cloro, lavaplatos, jabón de lavar o cualquier otro producto químico que utilices en la limpieza de tu casa. Estos productos son corrosivos y afectan el color y brillo de la plata.

La plata no debe guardarse en cofres de madera. El contacto directo entre ambos materiales puede producir el oscurecimiento de la tus prendas. Es recomendable guardar las prendas de plata dentro de un joyero y si no tienes intención de usarlas por un buen tiempo, lo mejor es que las almacenes dentro de una bolsista de tela.

Una práctica muy común es limpiar las prendas de plata con pasta dental. Esto no es aconsejable, porque con el tiempo tiende a deteriorar y dañar la pieza.

Perfumes, cremas y jabones pueden manchar tus joyas. Por eso, quitarte las prendas cuando vayas a utilizar estos productos y espera a que sean absorbidos por la piel.