Ir al contenido principal

Destacado

Por qué se tapan los oídos y técnicas para destaparlo

El cuerpo humano funciona como una máquina donde todos los sistemas y sentidos deben funcionar en concordancia y fluidamente para poder disfrutar de salud y un bienestar prolongado. Por más pequeño que sea un órgano, si no funciona de una manera adecuada podríamos decir que colapsaría otros sistemas cercanos trayendo como consecuencia múltiples enfermedades, dolor, angustia y cualquier tipo de eventualidad desagradable en nuestra salud. 
  
El oído es un órgano que se divide en tres partes: externo, medio e interno. 

El oído medio, además de contener a los huesecillos (martillo, yunque y estribo), es una cavidad ocupada por aire, y está separada completamente del oído externo por el tímpano. 
  
Esta cavidad está comunicada con la parte de atrás de la nariz a través de un tubo llamado trompa de Eustaquio, que cumple una importante función compensando las variaciones de presión que ocurren dentro del oído medio ante los cambios de altura, como pasa al bucear, subir un cerro o volar en avión, entre otros. Sin embargo, a veces las trompas se bloquean y los oídos se "tapan". 

Esta sensación la tendrá independiente de si la presión del oído es mayor (presión positiva) o menor (presión negativa) que la presión externa, lo importante es que el oído medio no ha equiparado su presión con la ambiental. 

Causas de la razón porque se tapan los oídos 
  
Mayormente son las que producen algún grado de congestión nasal, pues la trompa de Eustaquio tiende a bloquearse en el extremo que desemboca en la fosa nasal. Lo más frecuente es que esto ocurra en relación a un resfrío común por la importante congestión y edema de la mucosa nasal provocado por la infección viral. Asimismo, puede pasar en el transcurso de una sinusitis o una alergia. 
  
Las otitis, que es una enfermedad del oído que inflama una parte del mismo y produce almacenamiento de líquido detrás deltímpano.  Este síntoma puede estar acompañado de dolor y lo más recomendable es visitar a un médico experto en el tema. 
  
Los cambios abruptos de la presión atmosférica de los viajes en avión o por carretera. Es posible que en los descensos abruptos (nadar en profundidades), el taponamiento también pueda ir acompañado de dolor. 

 Uno de los más frecuentes es la existencia de un tapón de cerumen. En este caso, la solución es más fácil y consiste en su extracción. . El exceso de almacenamiento de cera en los oídos,  puede crear un bloque que tapona el oído, es pertinente tratar este asunto a tiempo sin introducir ningún objeto dentro el oído. 
  
La sordera súbita  o hipoacusia súbita, que ocurre por razones desconocidas o por infecciones que no completaron su etapa de recuperación, y es de gran importancia diagnosticarlo en forma precoz, ya que el pronóstico es mejor mientras antes se inicie el tratamiento. En estos casos es recomendable consultar al especialista para tratamiento oportuno, pues en algunos casos, se perderá en forma definitiva toda o parte de la audición de no tratarse a tiempo. 

Masticar chicle durante unos minutos. Normalmente, cada vez que deglutimos se abre la trompa de Eustaquio y las presiones dentro y fuera del oído medio se equiparan y así, se destapan los oídos, de esta manera estimulamos así la saliva y obligándonos a tragar. 
  
Inhalar y luego exhalar suavemente mientras se mantienen las fosas nasales y la boca cerradas. Mucho cuidado al realizar lo anterior, ya que si se hace de manera muy fuerte, esto puede causar infecciones en el oído, pues se puede forzar a las bacterias a entrar en los canales del oído. También es posible que los tímpanos se rompan si se sopla demasiado fuerte. 
  
taparse la nariz y, con la boca cerrada, soplar con la intención de "inflar los oídos" y así acabar con la presión negativa del oído.