Ir al contenido principal

Destacado

Remedios caseros para el acné

El acné es el resultado de una excesiva y prolongada producción de sebo lo que provoca la obstrucción de los poros facilitando así la formación de granos y espinillas. 

El acné suele manifestarse, sobre todo en cara, pecho y espalda y en la actualidad no sólo afecta a los adolescentes, sino también a adultos (especialmente mujeres entre 30 y 35 años). 



Existen muchos factores que originan la aparición del acné como son:
* Factores hormonales
* Estrés
*Ciertos medicamentos (corticosteroides, andrógenos, gestágenos. barbitúricos y anticonceptivos orales)
* Alimentación incorrecta
* Productos de limpieza facial astringentes que dañan la capa protectora ácida de la piel.

Remedios caseros para prevenir y combatir el acné

1 Macerar 150 gramos de raíz de consuelda en 1 litro de agua durante 12 horas y aplicar sobre el rostro en forma de emplastos tibios.

2 Añadir unas gotas de miel en un recipiente de contenga 2 cucharadas de polen. Mezclar bien y aplicar sobre los granos de acné. Dejar actuar durante 10 minutos y luego retirar con agua fresca.

3 Cocer 50 gramos de pensamientos en 1 litro de agua durante 10 minutos. Luego, cuando el agua esté tibia, aplicar sobre el rostro en forma de emplastos,

4 Tomar una par de hojas de laurel y de tomillo. Machacar ambos ingredientes y colocar en forma de emplastos sobre el área con acné.

5 Extraer el jugo de 1 limón y aplicar en las áreas afectadas. Dejar secar en la piel y después enjugar con agua tibia. El limón combate algunos tipos de acné gracias a su poder purificador y desinfectante.

6 Hervir, durante 5 minutos, 2 cucharadas de hojas de salvia en una taza de agua. Retirar del fuego y dejar refrescar. Tomar diariamente, en ayuna, una taza de esta infusión.

7 Hervir 2 pizcas de salvia y 2 pizcas de tomillo en una taza de agua por 5 minutos. Aplicar sobre el rostro en la noche como tónico reductor del sebo.

8 Mezclar 1 cucharada de melisa y otra de angélica en una tazade agua. Hervir por 5 minutos, retirar y refrescar. Tomar esta infusión depurativa todos los días en ayunas.

9 Añadir 1 cucharada de flores de manzanilla en medio litro de agua hirviendo y luego realizar baños de vapor con esta infusión.

10 Machacar la pulpa de 1 caqui muy maduro y aplicar sobre el rostro. Dejar actuar durante media hora. Después, retirar con agua fresca.

11 Preparar un jugo con 120 gramos de zanahoria, 50 gramos de espinacas y 50 gramos de espárragos. Colocar todos los ingredientes en la licuadora y batir por unos segundos. Tomar este jugo en ayunas durante 15 días, descansar otros 15 y volver a repetir.
Consumir periódicamente frutas como limón, pepino y pera para depurar el organismo. No es recomendable el aguacate ni el cacao (chocolate).

Evitar determinados alimentos, como el café, los dulces, los fritos, los quesos fuertes y las carnes rojas. Evitar el uso de cosméticos que contengan aceite vegetal, la mantequilla de cacao, la vaselina o los derivados de la lanolina. Practicar a diario un deporte, especialmente aeróbico, que aumente la sudoración y abra los poros. Beber diariamente gran cantidad de agua, a la que se le puede añadir zumo de limón. Lavar la cara dos veces al día, en especial, antes de irse a dormir.